martes, 16 de diciembre de 2008

Perdida

asarasadaaasa.com.ar...tan vulgar me siento hoy...





La vida, sin nombre, sin memoria, estaba sola. Tenia manos, pero no tenia a quien tocar. Tenia boca, pero no tenia con quien hablar. La vida era una, y siendo una era ninguna.
Entonces el deseo disparo su arco. Y la flecha del deseo partio la vida al medio, y la vida fue dos.
Los dos se encontraron y se rieron. Les daba risa verse, y tocarse tambien.

E. Galeano

14 comentarios:

Luna dijo...

Así es la vida cuando es en singular.
Besos

Na dijo...

Sentirse vulgar es lo más fácil...


(Física 2 te recontra re mil odio materia de mierda!)

(necesitaba descargarme :D)

Terapia de piso dijo...

Qué bueno es perderse.

José Roberto Coppola

celestecielo dijo...

El mismo Galeano dice que cada perdida es un encuentro, en sus contradicciones nuestras de cada día. ^^

Quiero perderme, para poder encontrarme.
Quiero.

Un abrazo principin!

Pasajera en trance dijo...

Creeme que se me erizó la piel, que lo transcribí en mi cuadernito de apuntes personales y que se lo mandé a un amigo vía sms para que lo leyera.

Qué bárbaro ese hombre...

La foto me encantó, además ^^

Floretta dijo...

... como una canción de radio.
(esa frase es genial)

llegaron las épocas en las que es bueno escuchar a coiffeur.

madamelulu dijo...

Cada vez más cerca del joven Werther

Dolores Eidán dijo...

Curioso, no? Es el Señor Deseo el motor que dio vida a las vidas no vulgares.

Mariana dijo...

Si no es de a dos, veo el mundo andando en retroceso....

huellas compartidas dijo...

Te busco, perdido por las calles de San Telmo...

virginia dijo...

:)
gracias..


espero que la magia siga, síp síp...

hermoso fragmento, ante genios así ya te dije, me quedo sin palabras...
creo q lo demás lo sabes.
besos

Anteojos Marco Grueso dijo...

En el medio de la vida porteña una simepre se siente vulgar...
Igual hay otros días que uno se siente brillante, casi iluminado.
Pero bueno, son días y días.


Saludos!

Vale Becker dijo...

A veces nos pasa. Todos tenemos ese día. Hoy me siento bien. De nuevo me siento bien.
Saludos!

madamelulu dijo...

que silencio!