domingo, 14 de diciembre de 2008

Puerto amar






Empiece por romper los espejos de su casa, deje caer los brazos, mire vagamente la pared, olvídese. Cante una sola nota, escuche por dentro. Si oye (pero esto ocurrirá mucho después) algo como un paisaje sumido en el miedo con hogueras entre las piedras, con siluetas semidesnudas en cuclillas, creo que estará bien encaminado, y lo mismo si oye un río por donde bajan barcas pintadas de amarillo y negro, si oye un sabor de pan, un tacto de dedos, una sombra de caballo. Después compre solfeos y un frac, y por favor no cante por la nariz y deje en paz a Schumann


J. Cortázar

9 comentarios:

Na dijo...

Puedo agregarlo a mi lista de reproducción depre para un domingo a la tarde, ¿no?

Terapia de piso dijo...

Comience por hacer lo que le dé la gana.

José Roberto Coppola

huellas compartidas dijo...

"... si oye un sabor de pan, un tacto de dedos ..."

Si oye un café con leche, unas nubes almidonadas, un abrazo justo a tiempo...

Y me quedo con los colores... con las partes ocultas de esta enorme ciudad, que aguardan en silencio ser descubiertas...

Que estes bien...
Besos

madamelulu dijo...

sí, hay que atracar en ese puerto.

Dolores Eidán dijo...

Ya rompí los espejos, ahora?

Floretta dijo...

instrucciones?
si estuviera mi hno viviendo en casa podría agarrar cuentos completos 2 y chequear mi duda.
pero no está así que pregunto

:)

Eclipse dijo...

me quedé en mirar vagamente la pared. hace rato que estoy así...
no puedo hacer otra cosa...

Nelson Diaz dijo...

Actuar sencillamente por actuar... vivir por el placer de vivir... sentirse pleno... cierta nostalgia pero muy bueno el mensaje.

Exitos hermano

Pame... dijo...

en mil modos distintos
si oyes su voz llamar
si sientes su fragancia a la distancia
si puedes pensarlo y él se materializa
si escribes como si vivieras dentro suyo...
entonces es amor