sábado, 9 de agosto de 2008

Rocio

aaaaaaaaaaaaaaaa...tantas mentiras juntas alivian....


8 comentarios:

Floretta dijo...

que genial esa canción.
aunque llegó un momento en que me había cansado de ella. y de coiffeur. cuando ves a alguien muchas veces en vivo muy seguidas te pasa. o por lo menos me pasó a mi.

igual nunca fue mi favorita de ese disco. prefiero de vos conmigo, o crujen, o nunca nos acostumbraremos, o collage.

:)

Ignacio dijo...

que buen tema...

Lucho dijo...

Arpegios arreglados tan finamente...tanto que me dieron ganas de tener una hija que se llame Rocio y que me sonria.

Creo que este tipo de canciones, con guitarras acusticas y buena letra, me compran.

Windows media Reproduciendo: Rocio


Ciao!

María Soledad dijo...

genial!

bonito su blog.
Le dejo un beso!

SALÚ!


Solita

virginia dijo...

oh amigo no se porque pero esa foto me entristecio tanto.. :(

tengo una especie de fobia con los carteles que demarcan caminos, porque son en cierta forma separadores de realidades.. no se es un pensamiento algo pelo=#/&%·"
no se..
sera que sufri varias idas y estos carteles me demarcan razones que otros no entenderían.
perdón.

pero paso y dejo saluditos.
besos con sniff :P

εїз dijo...

Triste

:(

le pays des larmes est si mystérieux dijo...

holaaa:) es un bicho peludo con nueve patas y orejas dumbo.
como anda gonza? (era gonza no?)

Na dijo...

Vi que pasaste por mi blog y me vine yo a chusmear por acá... vi que al costado, a la derecha tenes una cita de El Principito, yo prefiero esta parte:

- Cuando mires el cielo por la noche, dado que yo estaré en una de ellas, dado que yo reiré en una de ellas, entonces será para ti como si rieran todas las estrellas. Tú tendrás estrellas que saben reír !

Y volvió a reír.

- Y cuando te hayas consolado (siempre se encuentra consuelo) estarás contento de haberme conocido. Serás siempre mi amigo. Tendrás ganas de reír conmigo. Y abrirás de vez en cuando tu ventana, así, por placer... Y tus amigos se sorprenderán de verte reír al mirar el cielo. Entonces les dirás: "Sí, las estrellas siempre me hacen reír !" Y ellos te creerán loco. Te habré jugado una muy mala pasada...

Y volvió a reír.